Noticias

Nodo XXI realiza un balance crítico de las políticas de género del gobierno de Bachelet este #8M

Nodo XXI realiza un balance crítico de las políticas de género del gobierno de Bachelet este #8M

A través de una infografía publicada el 7 de marzo, la Fundación vinculada al movimiento Izquierda Autónoma cuestiona el legado de la saliente presidenta Michelle Bachelet, quien prepara un gran acto en La Moneda para la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

 

 

A días de dejar su mandato, la presidenta Michelle Bachelet realizará un gran acto en la Moneda destacando los avances en materia de políticas de género efectuados durante su segundo gobierno, inscritos en la llamada “operación legado”, de la cual el proyecto de ley de identidad de género se mantienen en tramitación. Sin embargo, no todos los sectores reconocen como avances sustantivos o cambios estructurales las reformas realizadas.

 

Así, la Fundación Nodo XXI, centro de pensamiento ligado al Frente Amplio, realizó una revisión crítica de dichas políticas de género, incluyendo las más emblemáticas, como es el Aborto en 3 Causales (2017)  y la Ley de Cuotas (2014), indicando que se enmarcan dentro de las dinámicas subsidiarias y que continúan porfiadamente con la lógica tecnocrática y de individualización de las soluciones, con las que la Concertación/Nueva Mayoría y Chile Vamos han conducido al país desde el 1990 al presente.

 

Para ello, mediante una infografía, realizaron un recorrido por las políticas de género más emblemáticas de los últimos 30 años, evidenciando el continuismo que presentan. Además, mediante un paralelo entre las demandas del feminismo, la materialización en la política de género y las críticas feministas, demuestran que las demandas han sido subsumidas a limitadas respuesta que se puede entregar desde un Estado subsidiario.

Un ejemplo de lo anterior es la aplaudida Ley de Aborto en 3 Causales, que si bien es reconocida como un avance, indican que no absorbe la demanda feminista de Aborto Libre y Educación sexual y reproductiva para la prevención de embarazos no deseados. Además de no reconocer la autonomía de la decisión de las mujeres, al existir la figura de la objeción de conciencia del personal médico y de las instituciones (como es el reciente caso de la Clínica Alemana de Osorno) finalmente se limita aún más el ya limitado derecho, incluso invocando el nombre de Dios.  De esta forma, destacan que la continuidad de dichas políticas “individualizan y mercantilizan los derechos sociales, sexuales y reproductivos e impiden establecer un sistema de derechos universales para todas y todos”

 

Consulta nuestra crítica a las políticas de género del gobierno de Bachelet en formato PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *