El artículo presenta los antecedentes y el contexto político que permiten comprender el surgimiento del movimiento de los “chalecos amarillos” (gilets jaunes) en Francia, el que, desde octubre de 2018, enfrenta al gobierno de Emmanuel Macron con una de las movilizaciones de protesta más importantes de los últimos años. Se analizan algunos aspectos de su heterogénea composición social e ideológica, así como sus principales características de acción colectiva, que han hecho que el movimiento se desarrolle con independencia de partidos y sindicatos de la política tradicional. Tomando en consideración el análisis de algunos intelectuales que han intentado evaluar el alcance del movimiento más allá de su irrupción mediática, se propone una lectura que permita extraer lecciones para una política de izquierda de uno y otro lado del Atlántico.