Trabajadoras de casa particular y por cuenta propia son quienes más salen en transporte público en cuarentena
Comparte

Las personas que trabajan por cuenta propia, con menor nivel educacional, y las empleadas de casas particulares son quienes realizan más salidas a la semana para trabajar y realizar trámites en el transporte público.

Esto les genera una situación de riesgo de contagio de covid-19 mayor que la que tienen los trabajadores asalariados o los empleadores, evidenciando una desigualdad en la exposición al virus según la situación de laboral.

Así lo revela el octavo informe del estudio Movid-19 –elaborado por la Universidad de Chile, el Colegio Médico y otras entidades académicas–, que abordó la situación laboral en medio de la pandemia y su relación con los riesgos de contagio. Un dato relevante en ese sentido es que la mayor cantidad de casos sospechosos se encuentran también entre quienes trabajan por cuenta propia y en trabajadoras de casa particular, a los que además se suman quienes trabajan en el sector público.

Según los antecedentes recogidos, la reconversión laboral en medio de la pandemia ha incrementado en un 23% el trabajo por cuenta propia. Otro dato revelador es que, pese a que gran parte de la población realiza salidas para actividades durante la semana, el uso de transporte público es bajo entre quienes poseen un trabajo remunerado o se desempeñan como empleadores.

«Las personas que mantienen una ocupación remunerada son las que presentan mayores niveles de movilidad en la población, sin embargo, la hacen de forma diferenciada según su situación de empleo. También se encuentran diferencias entre quienes realizan trámites, fundamentalmente personas desocupadas y trabajadores por cuenta propia», señala el investigador del Departamento de Sociología de la U. de Chile, Giorgio Boccardo.

Movilidad no ha bajado tras ayudas estatales

En esa línea, Cristóbal Moya, también académico de Sociología de esa casa de estudios, explica que «la situación de trabajadores por cuenta propia con menos niveles de educación y trabajadoras de casa particular están asociadas a empleos con menor nivel de protección. Por esa razón, derivan en trabajos informales que se transforman en una reinserción laboral problemática, en especial porque tienen mayor riesgo de contagio de covid-19».

En el documento, los especialistas recomiendan atender la heterogeneidad de las situaciones de empleo en Chile en relación a sus riesgos, generar políticas para las trabajadoras de casa particular, formular medidas sanitarias en transporte público, diferir horarios de entrada y salida e implementar trámites no presenciales.

Además, el estudio no advierte un cambio en la tendencia de movilidad de las personas en relación a las fechas en que se ha han entregado aportes como el Ingreso Familiar de Emergencia o las cajas de alimentos. «Las medidas de ayuda social y económicas entregadas por el Estado no han disminuido la movilidad por razones de trabajo o por realizar trámites.

Es probable que los montos y la focalización de estas medidas no aliviane las necesidades de salir a trabajar en una proporción considerable de la población», señala Boccardo.

Cristóbal Moya comenta que «un potencial efecto no esperado es la ampliación del sector informal y la subutilización de la fuerza laboral, dado el incentivo a trabajar por cuenta propia más que en posiciones asalariadas. Esto, porque las medidas de ayuda son focalizadas. Cuando se implementan esquemas donde los beneficios se reducen a medida que los ingresos aumentan, para quienes trabajan se puede hacer más conveniente evitar relaciones de empleo o solo reconocerlas parcialmente».

El Monitoreo Nacional de Síntomas y Prácticas covid-19 en Chile (Movid-19) lo realizan la U. de Chile, el Colegio Médico de Chile y otras instituciones académicas, como la U. Diego Portales, Pontificia Universidad Católica, U. San Sebastián y U. Central.

El estudio fue apoyado por investigadores de la Fundación Nodo XXI, entre ellos su director Giorgio Boccardo y los investigadores, Cristóbal Moya sociólogo y profesor del Magíster de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile y Valentina Andrade, licenciada en Sociología, todos de la misma casa de estudios.

Publica: Emol.com  https://www.emol.com/noticias/Nacional/2020/07/22/992673/Trabajadoras-casa-particular-salen-cuarentena.html

Informe completo para su descarga: https://www.movid19.cl/informes/mesasocial8.html

 

Autor(es)

La Fundación NodoXXI es una organización sin fines de lucro cuyo ánimo es contribuir con elaboración de pensamiento y herramientas prácticas a revertir la crisis de incidencia de las mayorías en la definición de los destinos de nuestro país.

El trabajo de Nodo XXI se estructura en torno a la promoción de diálogos, debates y acción, la formación de dirigentes y la elaboración de estudios, propuestas y opinión. Esto, con la perspectiva de pensar un proyecto alternativo al neoliberalismo que permita hacer de Chile un país inclusivo, justo y democrático.


Comparte

Autor(es)

La Fundación NodoXXI es una organización sin fines de lucro cuyo ánimo es contribuir con elaboración de pensamiento y herramientas prácticas a revertir la crisis de incidencia de las mayorías en la definición de los destinos de nuestro país.

El trabajo de Nodo XXI se estructura en torno a la promoción de diálogos, debates y acción, la formación de dirigentes y la elaboración de estudios, propuestas y opinión. Esto, con la perspectiva de pensar un proyecto alternativo al neoliberalismo que permita hacer de Chile un país inclusivo, justo y democrático.

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann