Carlos Ruiz en radio Usach: “Se acabó la política sin sociedad”
Comparte

En entrevista con el programa “Razones Editoriales”, que conduce Freddy Stock, en radio Usach, el sociólogo, presidente de Fundación Nodo XXI, Carlos Ruiz, realiza un análisis del país bajo pandemia y explica pasajes de su último libro “Octubre chileno, la irrupción de un nuevo pueblo”.

Así relata que la revuelta del pasado octubre está latente en pandemia y “hay una cantidad de malestares que no están resueltos, es mucho más que una caja de comida que no resuelve el problema sanitario. Hay un problema de necesidades, de incertidumbre, de una crisis mal manejada, con estrategias comunicacionales confusas que han costado vidas literalmente; entonces la verdad es que esto se ha seguido profundizando. Ahora las condiciones en que se puede manifestar ese malestar han cambiado, pero la latencia yo no la desconocería”. Asimismo plantea un recordatorio; “es una situación largamente acumulada, tenían desfilando ríos más sectoriales, las pensiones, los estudiantes el 2011, los 8 de marzo ya eran gigantescos en Chile y el tema feminista en general, el aborto tres causales; lo que pasó es que todo eso se juntó”.

Respecto de la crisis y el plebiscito de octubre próximo, Ruiz manifiesta que “esto hay que refundarlo, no es casual que se abrió el escenario, pese a que el gobierno está jugando a manipularlo y hay que evitar que lo cierren o lo deformen; y se trata del proceso constituyente”.

En esa línea, el sociólogo aplica un análisis de la política actual. “Tengo la impresión que hace mucho que la política en general cuenta con un nivel muy bajo de legitimación, sobre todo el ciclo histórico que se articuló en torno a la política que venía de la transición y las fuerzas que la encabezaron. Entonces, estábamos ya hace mucho tiempo arrastrando una participación electoral del 40 por ciento, había un abismo entre política y sociedad muy grande. Un déficit de representación política y que no ha sido llenado. Eso hace que también las protestas que estallan en octubre eran protestas sin banderas de partido, sin oradores. Hay un individuo que demanda reconocimiento y que son más bien los hijos de estas transformaciones, de estas modernizaciones neoliberales que se gestaron en todo este tiempo y que la política está acostumbrada a representar en viejos actores” explica Ruiz.

Llevado al panorama actual en crisis sanitaria, el presidente de Nodo XXI lanza sus dardos contra el Gobierno. “Se aprueban por ejemplo partidas de recursos, y el problema no es solamente el monto, sino como se asignan. La ayuda a las pequeñas empresas se tramita a través de la banca privada, o sea el gasto social de emergencia del Estado se tramita a través de brazos privados, este es un Estado amputado de brazos, por lo tanto con una incapacidad de hacerse cargo de esta crisis que es fenomenal. Tampoco tenemos algo parecido a un sistema de salud, sino un enjambre de clínicas privadas, que competían entre sí por las concesiones de ciertas patologías ante el Estado para obtener un subsidio estatal a la ganancia privada; eso está explicado más en el libro (Octubre chileno) como una especie de capitalismo de servicio público, donde el individuo empieza a construir una cantidad de incertidumbre enorme. Si bien de repente hay alzas de ingreso en la familia, también son con unos niveles de incertidumbre gigante”.

Profundiza en la tesis de su último libro, “no solo estalló la pobreza desesperada, sino que también estalló este profesional que ya no es la misma capa homogénea del profesional de hace 50 años, que es aquella vieja clase media que utilizan como imagen para decir ahora estamos llenos de profesionales. No, ahora es otro tipo de profesional, endeudado, es otro tipo de pueblo”.

Ante la imagen de la CPC entregando ventiladores o el Presidente de la República tomándose una foto en la Plaza de la Dignidad, Carlo Ruiz ahondahay una crisis de legitimación elitaria, una crisis de la legitimidad de muy distintas élites que al final explotaron por todos lados. Las élites eclesiásticas, las élites judiciales, las élites empresariales, políticas, militares. En los últimos 2 o 3 años hay una cantidad enorme de casos que muestran la corrosión de toda esa élite y cómo estaban imbricadas unas con otras. Entonces en este rato el gobierno recurre a esa fórmula desesperada; y su inadecuación más patética fue con la promesa de una caja de alimento y lo que recibe la gente es una represión policial” (en El Bosque y otras comunas).

Prosigue y explica que se trata de “una élite muy ensimismada que se acostumbró a una utopía muy elitista en los años 90, que luego deriva en una suerte de opaca política de los consensos, que se acostumbraron a hacer política sin sociedad y eso es lo que se acabó, ya no se puede, porque tienes una sociedad que tiene una propensión a la movilización muy alta, incluso medida en condiciones de pandemia. Hay una sociedad que desbordó por muchos lados a la élite” sostiene el académico.

Además analiza al nuevo individuo que a la vez reclama derechos universales y por otro lado autonomía individual. “Y a la izquierda le cuesta mucho lidiar con la bandera de la autonomía individual. El costo para conseguir la igualdad era pagar por ceder libertad. Esta casta política queda atónita, tirando manotazos al aire y no achuntándole”.

Izquierda chilena y el nuevo pueblo:

El sociólogo apunta a los desafíos de la izquierda en Chile. “Primero hay una interpelación general a la política, pero de la cual no escapa la izquierda y es que ya ese pueblo del siglo 20 que se empieza a rebelar, especialmente los años 20 del siglo pasado, casi cien años atrás, que empieza a salir de la hacienda, del fundo, y empieza a construir el orden urbano, con el obrero industrial y con el profesional del estado, aquel viejo profesional de los servicios públicos, etc, ese tipo de clase media o clase obrera, hoy ya no tienen un peso ni siquiera similar al siglo 20. Hoy es otro tipo de trabajador, de los servicios, con altos sistemas de rotación y tampoco es un profesional que tenga las certezas, ni la posibilidad segura de proyección que tenía aquel profesional, entonces no son mecánicamente identificables hacia ese tipo de posiciones que eran las bases de sustentación de las políticas de izquierda; ese pueblo histórico por llamarlo de alguna manera”. Añada en el mismo contexto que “este neoliberalismo que ya va a cumplir 50 años de desarrollo ininterrumpido, como en ninguna parte del mundo; mutó el paisaje social, lo que los sociólogos llamaríamos estructura social, de clases y de grupos sociales y empezaron a emerger nuevos grupos que se expresan en un individuo con una nueva fisonomía. Eso le plantea una demanda a la izquierda de apropiación del presente y no de seguirle hablando -en términos más bien de añoranza- a un pueblo que ya no está. Aquí lo que empieza es un nuevo ciclo”, expresa Carlos Ruiz.

 

Revisa audio completo en https://www.radiousach.cl/carlos-ruiz-sociologo-la-elite-se-acostumbro-a-hacer-politica-sin


Comparte

Autor(es)

La Fundación NodoXXI es una organización sin fines de lucro cuyo ánimo es contribuir con elaboración de pensamiento y herramientas prácticas a revertir la crisis de incidencia de las mayorías en la definición de los destinos de nuestro país.

El trabajo de Nodo XXI se estructura en torno a la promoción de diálogos, debates y acción, la formación de dirigentes y la elaboración de estudios, propuestas y opinión. Esto, con la perspectiva de pensar un proyecto alternativo al neoliberalismo que permita hacer de Chile un país inclusivo, justo y democrático.

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann